sábado, 21 de abril de 2018

McLaren MP4/26 Mercedes Benz (420)

Lewis Hamilton
Fórmula 1, Grand Prix de China, 2011
Spark, 1/43

























El cuatro veces campeón mundial de la Fórmula 1 Lewis Hamilton (aquí podemos ver su Mercedes Benz campeón en 2014), es un piloto muy poco querido en Argentina. Hace años que vengo notando en la web que muchos de los "seguidores" de la categoría suelen molestarse cuando gana un GP (y qué decir al momento de salir campeón). A algunos les molesta hasta su forma de divertirse en los tiempos libres.
Es algo que me causa mucha gracia, pues personalmente me parece ser -sino el mejor piloto de F1 de la década- al menos uno de los dos o tres mejores.
¿Las razones del rechazo?
Creo que las principales pueden ser tres:
1- Arruinó a Vettel y Ferrari durante varias temporadas sus aspiraciones de lograr el campeonato (recuerden que en Argentina muchos son fanáticos ferraristas).
2- Es inglés, y entra en el bando de "los malos" por la guerra de Malvinas/Falkland.
3- Su piel es negra, algo que molesta a muchos que aún creen en la superioridad de razas (seguramente se sienten como Hitler viendo ganar a Jesse Owens cuatro medallas de oro en Berlín 1936).
En fin, como no soy hincha de Ferrari, nacionalista ni segregacionista, disfruto con los triunfos de Lewis.
Hoy les presento el McLaren MP4/26 Mercedes Benz con el que finalizó en el 5° puesto el campeonato de Fórmula 1 de 2011 (Sebastian Vettel fue campeón con Red Bull), obteniendo 3 triunfos, 6 podios, 1 pole y 3 record de vuelta.
La miniatura de Spark (su brillo es alucinante) representa al coche de Hamilton triunfando en el GP de China.
Abrazos!

viernes, 13 de abril de 2018

Porsche 911 Carrera RSR Turbo (419)

Helmut Koinigg-Manfred Schurti
24 Horas de Le Mans, 1974
Ebbro, 1/43

























En 1973 Porsche decidió introducir el concepto del turbocompresor en sus 911 con motor trasero. Para llevar esto a la práctica, la firma alemana creó un prototipo que más tarde hizo su debut en competición: el Porsche 911 Carrera RSR Turbo. Partiendo de un 911 se ensanchó notablemente el eje posterior, mejoró los componentes de la suspensión (brazos de aluminio y muelles de titanio) y aligeró el peso gracias al uso de la fibra de vidrio en la carrocería. Además, recibió un enorme alerón capaz de aportar grandes cantidades de carga aerodinámica y flujo de aire a su vigoroso intercooler. Para el motor se recurrió a un propulsor de seis cilindros bóxer con una cilindrada de 2.1 litros, bancada de magnesio, válvulas de titanio e inyección firmada por Bosch. El principal protagonista era un turbocompresor KKK de grandes dimensiones que permitía extraer potencias superiores a los 500 caballos. Toda esa energía se transmitía a las ruedas traseras a través de una transmisión manual de cinco relaciones (info tomada de www.caranddriver.es).
Para la edición 1974 de las 24 horas de Le Mans, el equipo oficial Porsche -el "Martini Racing Team"- inscribió dos unidades: el número 21 con la dupla Helmut Koinigg y Manfred Schurti, y el 22 conducido por Gijs van Lennep y Herbert Müller. Si bien el primer coche abandonó, el otro logró un espectacular segundo lugar detrás del Matra MS670B ganador.
La miniatura que hoy presento es el número 21 manejado por el austríaco Helmut Koinigg (falleció decapitado tras un accidente ese mismo año en el GP de Estados Unidos de Fórmula 1) y su compatriota Manfred Schurti (nacido en Austria, pero sus padres se mudaron después de la Segunda Guerra Mundial al principado de Liechtenstein), un hermoso modelo muy bien detallado por la firma japonesa Ebbro.
Abrazos!
PD: De la familia 911 podemos ver varios ejemplares por aquí, entre otros:
911S de 1970
911 Carrera RS de 1978
911 SC de 1980
959 de 1986
935 de 1976
935K de 1980
961 de 1986

miércoles, 4 de abril de 2018

Tyrrell 008 Ford (418)

Patrick Depailler
Fórmula 1, GP de Mónaco, 1978
RBA Collectibles, 1/43

























Patrick Depailler nació en 1944 en Clermont-Ferrand (Francia); comenzó de muy pequeño a correr en motos para luego pasar a los autos. Tras participar en innumerables categorías, llegó a la Fórmula 1 en 1972 de la mano de Ken Tyrrell. En 1973, debido a un accidente que sufrió corriendo en Motocross, no disputó ninguna carrera en la categoría máxima, pero luego de la debacle del equipo Tyrrell a finales de ese año (muerte de Francoise Cevert y retiro de Jackie Stewart), es confirmado junto a Jody Scheckter como piloto para 1974. Participa todo el año, primero con el Tyrrell 006 y luego con el nuevo 007; en ese mismo 1974 sale campeón de la Fórmula 2 Europea a bordo de un March. En 1975 continuaría con el mismo 007, y para 1976 aparece la gran sorpresa: el Tyrrell P34 de seis ruedas, coche que en versión modificada utilizaría también en 1977 (de ese mismo año podemos apreciar aquí el Renault Alpine A442 con el que corrió las 24 Horas de Le Mans). Para 1978 Tyrrell presenta el más convencional 008, con el que Patrick se impone en el GP de Mónaco. Al año siguiente pasa a Ligier (ganó el GP de España) pero luego un accidente en ala delta lo aleja de las pistas por el resto del año. En 1980 vuelve como piloto de Alfa Romeo, falleciendo en un accidente en las prácticas privadas del equipo en el circuito alemán de Hockenheim.
La miniatura de RBA Collectibles representa al Tyrrell 008 Ford con el que Depailler se impuso en el Gran Premio de Mónaco de 1978.
Abrazos!

domingo, 25 de marzo de 2018

Mini All4 Racing BMW (417)

Nani Roma
Raid Dakar, Rosario-Valparaíso, 2014
Ixo-Luppa, 1/43

























Al famoso Mini (ya sea en su versión original inglesa -a punto de cumplir 60 años- o en su variante germana -en manos de BMW-) lo hemos visto en varias oportunidades por este blog. Por ejemplo, al BMC Mini Cooper S triunfando en el Rally de Montecarlo de 1965, o al Mini John Cooper Works WRC en el mismo rally pero en el cercano 2012. Ellos son -por un lado- el pequeño y original Mini que cautivó a millones de corazones en el mundo entero, y -por otro- el moderno Mini Siglo XXI que intentó atrapar en parte ese sentimiento.
Pero existe una tercera variante, mucho más grande y que poco tiene que ver con la filosofía de su antepasado de los años sesenta: es el Mini All4 Racing BMW ganador en 4 oportunidades del raid Dakar (desde 2012 a 2015), un pequeño tanque con motor BMW de 6 cilindros y 2.993 cm³ con turbodiesel.
La miniatura que hoy les presento -perteneciente al coleccionable Dakar de IXO Luppa- es la que en manos del piloto español Nani Roma triunfó en el Dakar 2014, carrera que unió las ciudades de Rosario (Argentina) con Valparaíso (Chile). Tal como mostré en ocasión de presentar aquí al Iveco de De Rooy, como estuve presente en la largada pude fotografiar al Mini tras la partida en las calles de Rosario:



Otro gran recuerdo que pude llevar en miniatura a mi vitrina.
Abrazos!

lunes, 19 de marzo de 2018

Renault Duster Nissan (416)

Emiliano Spataro
Raid Dakar, Buenos Aires-Iquique-Buenos Aires, 2015
Ixo-Luppa, 1/43

























Hoy les presento el Renault Duster Nissan con el cual el piloto argentino Emiliano Spataro finalizó en la posición 21 en el Raid Dakar Buenos Aires-Iquique-Buenos Aires que se disputó en enero de 2015. La miniatura es del coleccionable "Dakar" de Ixo-Luppa. Sobre Renault en el Raid Dakar, aquí también pueden ver el Sunhill de 1979 y el
Schlesser del año 2000.
Pero hoy la "estrella" del blog no es esta miniatura, sino algo que les voy a contar, una hermosa experiencia -cuyo recuerdo me acompañará toda la vida- que viví gracias al "Juanh Racing Team". Hace unos meses se contactó conmigo un seguidor del blog, Carlos Alberto Leiva Signes, un argentino (nacido en Santa Fe) que hace décadas -en busca de construir nuevos y bellos mundos- está viviendo en Europa, más precisamente en España. Por intermedio de Facebook comenzamos una gran amistad, con charlas interminables sobre nuestras vidas (descubrimos que tenemos muchas cosas en común) y pasiones; entre estas últimas, por supuesto, está el coleccionismo. Carlos es fanático de la Fórmula 1, y tiene una colección de McLaren en 1/43 que debe ser de las más grandes del mundo.
Un día me escribió lo siguiente: "Leí en tu blog que Tom Pryce es uno de tus pilotos preferidos, así que me va a encantar regalarte el Shadow DN5 de Spark como retribución a los gratos momentos de lectura que me ha dado tu blog; será un placer hacerlo, ni veas cómo disfruto leyéndolo". Aquí acoto que ese Shadow DN5 de Tom Pryce es el mismo que desde el año pasado ilustra la portada de mi blog, el coche con el que en un muy lejano 1975 me imaginaba corriendo carreras, y que desde esos años soñaba tener en escala.
El miércoles pasado Carlos -recién llegado de España en un viaje de unos pocos días de visita al país- vino a Paraná a entregármelo en mis propias manos. Y no solo me trajo de regalo este DN5, sino que también un Minardi de Minichamps y un kit de Shadow DN9B que será mi primer paso en el armado de coches en 1/43. Fue un hermoso encuentro, en el que por supuesto nos resultó corto el tiempo por todo lo que teníamos para contar y compartir.
Gracias querido Carlos, mi infinito agradecimiento por tu amistad y por la visita, la que seguro se repetirá en el futuro. Y gracias querido blog por hacer que dos personas que viven a miles de kilómetros de distancia, pero que comparten gustos y pasiones, hayan podido encontrarse.
Abrazos!
PD: Aquí el modelo:

Blogs amigos